Resolución núm. 3457 EXENTA, publicado el 12 de Enero de 2013. APRUEBA GUÍA PARA LA SELECCIÓN Y CONTROL DE PROTECCIÓN OCULAR Y FACIAL, ELABORADA POR EL DEPARTAMENTO DE SALUD OCUPACIONAL - MINISTERIO DE SALUD - MINISTERIOS - Legislación Oficial - Legislación - VLEX 468903862

Resolución núm. 3457 EXENTA, publicado el 12 de Enero de 2013. APRUEBA GUÍA PARA LA SELECCIÓN Y CONTROL DE PROTECCIÓN OCULAR Y FACIAL, ELABORADA POR EL DEPARTAMENTO DE SALUD OCUPACIONAL

Emisor:MINISTERIO DE SALUD
Rango de Ley:Resolución
 
EXTRACTO GRATUITO

APRUEBA GUÍA PARA LA SELECCIÓN Y CONTROL DE PROTECCIÓN OCULAR Y FACIAL, ELABORADA POR EL DEPARTAMENTO DE SALUD OCUPACIONAL

Núm. 3.457 exenta.- Santiago, 24 de diciembre de 2012.- Vistos estos antecedentes: La providencia núm. 3.443, de 12 de diciembre de 2012, de la Dirección de este Instituto; el memorándum núm. 603, de 10 de diciembre de 2012, del Departamento de Salud Ocupacional; la "Guía para la selección y control de protección ocular y facial", elaborada por el Departamento Salud Ocupacional;

Considerando:

Primero: Que son muchas las actividades que se desarrollan en los lugares de trabajo que requieren protección de los ojos y la cara. Entre los peligros que pueden dañar su integridad y función cabe citar la proyección de cuerpos extraños, los aerosoles sólidos y líquidos y los gases y vapores, que se presentan como tales o, bien, utilizados para pulir, esmerilar, cortar, aplastar, galvanizar o en otras operaciones químicas. Asimismo, las radiaciones de distinto origen, tales como la ultravioleta o infrarroja que emiten los equipos de soldadura, el sol o los hornos pueden provocar lesiones agudas o crónicas en la cara y ojos;

Segundo: Que numerosos tipos de protectores oculares y faciales se han diseñado para cada clase de peligro o, como en la mayoría de los casos, para cubrir los riesgos por exposición cuando hay más de un agente en el puesto de trabajo. Para proteger los ojos se utilizan anteojos y antiparras, y para proteger la cara pantallas o protectores faciales, los cuales impiden la penetración de partículas y cuerpos extraños, el contacto de sustancias químicas o la exposición a radiaciones no ionizantes. Con frecuencia también es necesario proteger toda la cara frente a los peligros de naturaleza mecánica, térmica o química. En ocasiones, una pantalla facial protege también los ojos, pero en muchos casos se requiere de un protector específico, ya sea independiente o en forma de complemento al protector facial;

Tercero: Que, dado lo anteriormente expuesto, el Instituto de Salud Pública de Chile, a través de su Departamento de Salud Ocupacional, ha elaborado una guía que expone los criterios técnicos y las recomendaciones para una adecuada selección, uso, limpieza, mantención y almacenamiento de equipos de protección ocular y facial, la cual será aplicable al proceso de selección y control de la protección ocular y facial, con exclusión de las máscaras de soldar; y

Teniendo presente: Lo dispuesto en la Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado; en la ley núm. 19.880, que establece bases de los procedimientos administrativos que rigen los actos de los órganos de la Administración del Estado; en los artículos 60 y 61 letra a) del decreto con fuerza de ley núm. 1, de 2005, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado del decreto ley núm. 2.763, de 1979, y de las leyes núm. 18.933 y núm. 18.469; en el artículo 10 letra a) del decreto supremo núm. 1.222, de 1996, de la misma Secretaría de Estado, que aprueba el Reglamento del Instituto de Salud Pública de Chile; en el artículo 117, del decreto supremo núm. 594, de 15 de septiembre de 1999, del Ministerio de Salud; en el decreto supremo núm. 122, de 28 de diciembre de 2010, del Ministerio de Salud; así como lo establecido en la resolución núm. 1.600, de 2008, de la Contraloría General de la República, dicto la siguiente

Resolución:

Uno. Apruébase la siguiente "Guía para la selección y control de protección ocular y facial", elaborada por el Departamento de Salud Ocupacional del Instituto de Salud Pública de Chile:

"1. OBJETIVO

Exponer los criterios técnicos y las recomendaciones para una adecuada selección, uso, limpieza, mantención y almacenamiento de equipos de protección ocular y facial.

  1. ALCANCE

    La presente guía será aplicable al proceso de selección y control de la protección ocular y facial, y no incluye máscaras de soldar.

  2. TERMINOLOGÍA

    Absorción: Proceso por el cual la energía radiante es transformada a otra forma de energía por interacción con la materia.

    Acción filtrante: Capacidad de un filtro óptico para atenuar la radiación óptica en una determinada variedad de longitudes de onda.

    Fractura: Se considera que una lente está fracturada si se rompe a través de todo su espesor, incluyendo la capa laminar cuando corresponda, y a través del diámetro completo en dos o más pedazos, o si cualquier material de la lente, visible a simple vista, llega a separarse de la superficie de la misma.

    Lente fotocromática: Lente que se oscurece cuando se expone a la luz solar y que posteriormente vuelve a su estado de claridad inicial en ambientes de baja luminosidad.

    Lente de seguridad: Parte de un elemento de protección ocular que resguarda los ojos de una diversidad de peligros.

    Lente no removible: Lente y soporte que son homogéneos y continuos.

    Longitud de onda [l]: Distancia, entre dos puntos con la misma fase, en la dirección de propagación de una onda electromagnética, unidad nanómetro [nm].

    Luz: La radiación óptica es parte del espectro electromagnético e incluye la ultravioleta UV, visible e infrarroja IR, cuyas longitudes de onda están comprendidas entre los 100 nm y 1 mm.

    Marca de conformidad [certificación]: Marca protegida, aplicada o publicada de acuerdo a las reglas de un sistema de certificación, que indica, con un nivel suficiente de confianza, que el producto, proceso o servicio está conforme a una norma específica u otro documento normativo.

    Montura: Corresponde a la estructura que sostiene la parte ocular del anteojo de seguridad o del protector facial.

    Pantalla o protector facial: Elemento de protección destinado a resguardar de ciertos peligros, además de los ojos, el rostro o partes de él. Las pantallas faciales son protectores secundarios y se deben usar sólo en conjunto con protectores primarios [anteojos, antiparras].

    Pantalla o protector facial manual: Elemento de protección ocular con protección facial, que se sostiene con la mano.

    Protector lateral: Elemento comúnmente unido al anteojo, que proporciona al ojo protección a la exposición lateral.

    Radiación térmica: Corresponde a la radiación electromagnética emitida por un cuerpo, la cual depende de la temperatura y su emisividad.

    Reflectancia: Razón entre la radiación recibida y la reflejada por un objeto.

    Transmitancia luminosa: Radiación visible que pasa a través de un medio.

    Visor: Pantalla facial que cubre la región ocular y, total o parcialmente, la cara.

  3. CLASIFICACIÓN DE LOS PELIGROS

    Para facilitar la identificación de los peligros presentes en el lugar de trabajo, se clasificarán como sigue: peligros mecánicos y no mecánicos.

    4.1. Peligros mecánicos

    4.1.1. Fuentes

    En general, hay peligros mecánicos en todos aquellos trabajos donde se producen: Proyección de partículas, el choque con objetos estáticos, entre otros.

    En ciertas operaciones de mecanizado de metales hay proyección de partículas que pueden convertirse en proyectiles cuando sus velocidades son altas.

    En las fundiciones hay peligros potenciales de proyección de metal fundido, peligro de caídas de objetos y contacto con aristas vivas.

    En el sector de la construcción y minería hay peligros por proyección de partículas y polvo en suspensión.

    Las actividades forestales y de acondicionamiento de terreno tienen peligros debidos a corteza, al rebote de sierras de cadena y a la proyección de fragmentos por las herramientas y máquinas.

    4.1.2. Lesiones

    La gravedad de las lesiones oculares causadas por peligros mecánicos puede variar desde una simple irritación debida a la entrada de polvo, hasta la pérdida total del órgano o la agudeza visual provocada por impactos de objetos volantes con una velocidad o masa elevada, o por un contacto importante y directo con metales en fusión.

    La córnea puede ser fácilmente erosionada por las partículas de polvo, lo que a su vez puede resultar en una incomodidad o molestia.

    Pequeñas partículas proyectadas a velocidad suficiente pueden penetrar fácilmente en la córnea y causar lesiones en el iris, el cristalino e incluso la retina.

    Los cuerpos extraños depositados en la conjuntiva o la córnea pueden ser retirados simplemente por las lágrimas. Si son numerosos o están incrustados en los tejidos oculares, hay que recurrir a lavados oculares u otros tratamientos más intensos realizados en un entorno médico especializado.

    4.2. Peligros no mecánicos

    4.2.1. Químicos

    4.1.1.1. Fuentes

    Se presentan en forma de polvo fino, humos, rocíos, nieblas, gases y vapores. Son menos evidentes que los riesgos mecánicos. Por ejemplo, una pequeña cantidad de polvo de cemento que penetra en el ojo puede no representar ningún riesgo mecánico serio, pero su fuerte alcalinidad puede causar graves quemaduras corneales.

    En faenas de pintado a presión [pistola] u otra faena similar, donde se emplean sustancias químicas en forma de aerosoles, además de la nocividad en sí misma, hay que pensar en que la sustancia puede ser movilizada por un solvente químico aún más peligroso.

    Un número importante de vapores y gases puede tener un efecto perjudicial sobre el ojo, a veces sin percatarse, ya que su presencia no es fácil de detectar, dado que un gran número de vapores y gases son invisibles.

    4.1.1.2. Lesiones

    Las proyecciones líquidas de sustancias muy ácidas o alcalinas pueden causar graves quemaduras oculares. Incluso la proyección de corta duración o bajo forma de finos aerosoles puede originar irritaciones o conjuntivitis.

    Los vapores de los combustibles y ciertos hidrocarburos pueden reducir el contenido de oxígeno existente en los líquidos naturales del ojo, provocando una distrofia de la córnea que se manifiesta por una inflamación del ojo y de la superficie interna de los párpados.

    4.2.2. Radiaciones

    4.2.2.1. Fuentes

    Teniendo en cuenta que el alcance de esta guía es el de las radiaciones ópticas y no incluye las radiaciones ionizantes, las fuentes son diversas y los peligros están presentes en diferentes actividades productivas.

    Mientras fuentes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA